La vuelta al cole: Vivir en una escuela


5 ago. 2011




No, no me he vuelto loco. Ya sé que todavía falta más de un mes para volver a clase, pero es que en este post vamos a visitar lo que en su día fue una escuela de la II República y en la actualidad es el refugio burgalés del interiorista bilbaíno Mikel Larrinaga.

Hace unos días os mostraba la actuación llevada a cabo por Larrinaga en una pastelería bilbaína, transformada en una preciosa vivienda, y cuál fue mi sorpresa al abrir la revista Nuevo Estilo de este mes y encontrarme con otro de sus proyectos, en este caso para disfrute personal. 

La pequeña escuela, descubierta por casualidad, era un edificio abandonado en un pueblo del norte de Burgos. El buen hacer del interiorista bilbaíno la ha convertido en una casa acogedora en la que se ha mantenido lo máximo posible su hechura original: tablones, vigas, ventanas. La decoración está formada por una mezcla de procedencias: brocantes franceses, desembalajes de la zona, anticuarios, viajes del propietario, que conviven armoniosamente con mobiliario de Ikea o textiles de Zara Home, por ejemplo.






Todo son aciertos en esta casa, pero si tuviera que quedarme sólo con algunos serían, en primer lugar, los numerosos guiños al uso pasado del edificio, como la pizarra de la cocina, los globos terráqueos, las láminas de herbario en la pared del recibidor, o el mantenimiento de la tarima elevada de la vieja escuela. Y en segundo lugar la sabia incorporación de piezas icónicas, como los taburetes Tolix que aparecen en diversas estancias de la casa.





Cada día admiro más la obra de Mikel Larrinaga. ¿Qué opinas?
  1. No puedo imaginar como era esta fantástica casa antes, pero lo que si puedo decir es que el cambio es total. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  2. Realmente preciosa la casa. Es mi primera inmersión en tu blog y ya me encanta. Cuenta tú también con una nueva seguidora. Ha dido un placer conocer tu trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Yo también quiero vivier en una escuela así. Que maravilla de entorno.

    ResponderEliminar
  4. Me inspira armonía y tranquilidad...
    Cómo me gustan las vigas de madera pintadas de blanco!
    La cocina y el baño me encantan.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Que casa tan bonita¡. Hay casas de piedra en el norte de Burgos que admiten muchas posibilidades y, la verdad, estan hechas una pena.

    ResponderEliminar


Diseño por Photonica
Copyright © Etxekodeco
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...