Dos preciosos cuadros, regalo de Igone


12/11/2012





Hace unas semanas recibí un email de Igone, una lectora de Etxekodeco, en el que me ofrecía un cuadro para el que no encontraba ubicación en su casa y del que le costaba desprenderse. Se lo había ofrecido a conocidos, vecinos y familiares, pero nadie parecía estar dispuesto a hacerle hueco en su vivienda. Se trata de una preciosa escena de caza, de grandes dimensiones (unos dos metros de ancho por uno de alto), con un magnífico marco dorado, en perfectas condiciones de conservación.

Ni corto ni perezoso le dije que sí, que yo lo "adoptaba", así que el sábado pasado me fui hasta Arrona, un idílico barrio de la localidad de Cestona, a unos kilómetros de San Sebastián a por el cuadro. Cuál fue la sorpresa cuando allí me esperaba otro cuadro más, este más pequeño, una delicada "escena de amor cortesano" (así lo ha denominado mi amiga María, del blog "Tránsito Inicial", y a mí me encanta la definición), también con un marco estupendo.

Evidentemente me fui con los dos, ¡más un espejo! y porque no me cabían más cosas en el coche, que si no me vengo con más. El dilema ahora es qué hacer con ellos, si mantenerlos así o darles otros usos. Y quiero consultarlo con todos vosotros.

La primera de las opciones es quitarles los lienzos y mantener los marcos vacíos ya que son chulísimos y tienen valor decorativo por sí mismos. ¡Me encantan las composiciones de marcos vacíos!







La segunda de las opciones es ponerles espejos con la idea de situar el más grande sobre el suelo y apoyado en la pared. Me gusta mucho esta manera de disponer los espejos de grandes proporciones, como en las imágenes.








Otra opción, que en realidad fue idea de la propia Igone, es pintarlos (por lo menos uno de ellos, el más pequeño) con pintura de pizarra para utilizarlo como tablero de avisos, en la cocina por ejemplo. La idea también es original, ¿verdad?






Y, por fin, la última de las opciones sería utilizar también uno de ellos (de nuevo el más pequeño) como tablero de inspiración, encima de la mesa del escritorio. Me gusta mucho la idea de esta imagen siguiente, con la "tela de gallinero".





Y ahora vosotros: ¿qué haríais? La verdad es que me da mucha pena no dejarlos como están pero creo que van a encontrar una ubicación más certera con alguna de las opciones anteriores. ¡Ya me diréis!

Evidentemente, os mostraré el destino final en un post futuro a ver qué os parece, y sobre todo, a ver qué le parece a Igone. Por cierto, este post está dedicado completamente a ella, gran lectora de blogs de decoración (nos conocía a casi todos), una persona amabilísima y una perfecta anfitriona (¡ese txakoli estaba riquísimo, Igone!)

Las dos primeras imágenes, en mi página de Instagram y las otras en mis paneles de inspiración en Pinterest.

 


  1. Pues las tres ideas son buenas ... una difícil elección!

    ResponderEliminar
  2. Las molduras son fantasticas! Yo utilizaria la grande como espejo apoyado en el suelo. Le dara amplitud y luz al espacio. Y el más pequeño como panel inspiración sobre un escritorio, o solo el marco sobre el espejo tambien en el suelo.
    La pena es tener que deshacerse de los lienzos. Eso sí, si decides quedarte con la pintura deberias mantener el bastidor original y la moldura para que no pierda su valor como antigüedad.
    Deseando ver el resultado! Seguro que aciertas porque la verdad, todas las opciones me gustan!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La opción espejo con el grande y usar el pequeño como tablero de avisos versión pizarra. Son unos marcos preciosos que dan mucho juego sin duda. Las fotos inspiradoras son muy buenas. Estamos deseosos de ver los resultados ;))

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Yo lo que no haria es pintar los lienzos de negro como pizarra.
    El marco grande lo usaria como espejo y el pequeño como marco de ideas, otra opcion seria transformar el marco pequeño en una estanteria con una balda, te dejo el enlace para que lo veas y te hagas una idea http://www.artesanum.com/artesania-estante_con_marco_recuperado_handmade_modelo_gold-195871.html
    Saludos!
    Veronica.

    ResponderEliminar
  6. Te mato como pintes con pintura de pizarra directamente en el lienzo, mas si crees que se pueden calificar como antigüedad. Yo no desmontaría nada sin una valoración de alguien que pueda entender un poco, personalmente el cuadros de amor cortes me parece una autentica preciosidad, muy del periodo rococo, quizás cueste adaptarlo a la decoracion actual, pero tiene mucho potencial. En cuanto al otro, es algo feo, así que no me dolería tanto que lo desmontaras.


    No tenias tu un board en pinterest de cuadros antiguos?

    ResponderEliminar
  7. Pues es una pena no utilizarlos como están... En casa de mi abuela en Bilbao también hay uno enorme, pero sin ningún valor artísitico, también como mucho árbol y mucho caballo (¿Será una epidemia?? :)

    Quizás en una casa de campo con estilo contemporáneo, un salón ultramoderno, con un sofá en terciopelo negro, paredes blancas, techos altos y grandes vigas de madera, como contraste, queda estupendo.

    El pequeño es más fácil de ubicar, ¿no?

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho ese tipo de cuadros para romper con una decoración que nada tenga que ver.. pero si no es tu caso, las ideas que propones no están nada mal. Yo tengo en casa un espejo anteriormente dorado, ahora blanco, de 2x1 más o menos, como esa escena cinegética (me encanta la palabra), apoyado sobre el suelo, me encanta el efecto.
    Otra idea es escribir un mensaje sobre él, me alucina el trabajo de Wayne White, aquí puedes ver una muestra: http://pinterest.com/pin/218846863112012179/

    un beso compi

    ResponderEliminar
  9. Tambien puedes usarlo como marco de la tele

    ResponderEliminar


Diseño por Photonica
Copyright © Etxekodeco
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...